Los dibujos de tus hijos parte de la decoración

arte hijos
Para cualquier padre esos pequeños detalles que sus hijos hacen en casa y en su colegio mientras aprenden a escribir, a colorear, a recortar y a las decenas de otras cosas que hacen cuando van creciendo. Y claro como buen padre querrás ponerlo como parte de la decoración en toda la casa, a continuación de traigo consejos de como hacerlo.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para no herir los sentimientos de tus hijos y no tener tantos papeles acumulados por todos lados, es colgar sus piezas de arte al mejor estilo de un mini museo. Asegúrate de que a medida que tu hijo vaya llegando con nuevas piezas, quitar las más antiguas y de las que ya tu hijo casi ni se acuerda. Una buena forma es que pongas unas cuerdas como las de tender la ropa en su habitación o en la de jugar y cuelgues allí sus dibujos con pinzas.

Cuando se acabe su año escolar puedes tomar todas las piezas de arte de tus hijos y las dividirás en cuatro grupos: uno de piezas para ser enmarcadas, otro de aquellas para guardar, otro de aquellas para regalar y un último de aquellas que van directo a la basura, así no tendrás un gran desorden de papeles por toda la casa que te hará perder la cabeza.

Entre todos ellos escoge uno o dos que te realmente te gusten a ti y a tu hijo, para que los mandes a enmarcar profesionalmente y colgarlos en algún lugar de la casa como si fueran verdaderas piezas de arte, tus hijos se sentirán muy importante con ello. Después escoge aquellas piezas que también son importantes y ponlas en un portafolio para que las tengas de recuerdo.

Después escoge aquellas que sean también lindas y decide enviarlas como regalo de arte a personas importantes en la vida de tu hijo como a su profesora favorita, sus abuelos, sus tíos, sus padrinos y sus antiguas niñeras, entre muchos otros. Para hacerlo más personal puedes hacer que tu hijo escriba algo en la parte de atrás. Todo el resto puedes utilizarlo como papel para envolver regalos o simplemente bótalo a la basura. Y no tienes que esconderlo, en especial si tus hijos estuvieron en todo el proceso, así les enseñarás que hay cosas que se conservan y otras que se dejan ir.

Foto: gruntzooki