Consejos para padres con hijos sonámbulos

niño durmiendo

El sonambulismo es un trastorno del sueño, al que debemos prestarle mayor atención, ya que puede estarnos reflejando alguna patología como epilepsia, o algún trastorno psicológico. Se presenta en la infancia, y rara vez necesita de algún tratamiento ya que desaparece con la llegada de la adolescencia.

Entre las cifras a destacar, encontraremos que entre un 10 y un 20 % de los niños que padecen de este trastorno de sueño, presentan antecedentes familiares, lo que hace notable pensar que podría tratarse de un trastorno hereditario, al que hay que prestarle atención, para poder ayudar a nuestro pequeño.

Recomendamos evitar despertar al niño cuando se encuentre en un período de sonambulismo, durante este episodio es mejor permanecer como espectador, hasta que termine y retorne a su cama, tratando de vigilar que no se provoque algún accidente o se lastime peligrosamente.

También es recomendable aumentar la seguridad de nuestra casa, bloquear las salidas, cerrar la puerta con llave, cuidar que todas las ventanas estén bien cerradas y que el niño se mueva en un ámbito seguro.

Retirar aquellos objetos de su alcance con los que pudiera hacerse daño, tropezar dormido e intentar reconducirlo hacia su habitación para que vuelva a la cama.

Es necesario más allá de que consultes con tu especialista de confianza, que puedas brindarle a tu hijo un ambiente absolutamente seguro, tranquilo y relajante para poder colaborar con este tipo de situaciones.

Foto: Gracias a woodleywonderworks