Mitos que se dicen sobre amamantar a tu bebé parte I

Sobre todo cuando tenemos nuestro primer bebé, nos llueven un sinfín de recomendaciones y consejos, pero no siempre todas ellas son las más adecuadas, ya que existen muchos mitos. Acá os dejamos alguno de ellos.

  • Los senos pequeños no producen leche: mentira, lo cierto es que el tamaño de los pechos maternos carecen de absoluta importancia, el tejido funcional de la mama, que es la que contiene los conductos que producen la leche crece en todas las madres a medida que avanza el embarazo, independientemente del tamaño de los senos.
  • Otros sostienen que no se puede amamantar una vez que se han colocado los implantes mamarios, y esto dependerá de cada caso, si el implante está insertado correctamente, cerca de la axila o debajo del tejido de la mama no debería porque interferir en la lactancia.
  • Necesitas alimentar cada dos horas a tu bebé, para asegurarte de que no pase hambre, totalmente falso, ya hemos hablado de que los patrones alimentarios de cada bebé son individuales, y no se pueden generalizar los horarios, se recomienda no caer en la rutina alimentaria cada dos horas sino estar atentas a las demandas de las necesidades de nuestro bebé.
  • Si el niño no aumenta de peso, es debido a una baja calidad de la leche materna,  hay muchos estudios que relacionan que la baja en el peso de un bebé no tiene nada que ver con la calidad de la leche materna, en la mayoría de los casos se debe a que el bebé no se prende bien al pecho y succiona incorrectamente o padece de algún problema orgánico que debe ser diagnosticado por el pediatra.