Consejos y recomendaciones para colocar lavabos

Tenemos básicamente 4 tipos de lavabos, aquellos que van sobre las encimeras, los que van por debajo de la misma, los que pueden colocarse empotrados a la pared, y aquellos que van suspendidos.

Pero básicamente existen 3 formas , los de pie, son bastante más sencillos y económicos, pero tienen el defecto que resulta un poco la limpieza de atrás del pie. Los que van suspendidos nos aportan en el baño un gran toque de amplitud, y nos facilitan la limpieza del suelo, lo que nos permite aprovechar mucho mejor el espacio que queda por debajo de los mismos, y hay algunos modelos en el mercado que vienen con pequeñas encimeras y toalleros ya colocados de reducidas dimensiones.

Los lavabos de encimera, pueden estar encastrados al ras de las mismas, por eso también suelen recibir el nombre de bajo encimeras, o semiempotrados donde la encimera sobresale al borde del lavabo. A su vez están aquellos que van por encima de las mismas que son los que reciben el nombre de lavabos de sobre encimera.

En la decoración moderna de baños se llevan piezas cuadradas y rectangulares, algunas con forma de bol, asimétricas o extraplanas y en revestimientos, para los niños se puede contar con materiales como el caucho o el poliuretano flexible que vienen en diferentes colores. Ideales para baños infantiles.