Códigos alimentarios para los padres parte I

Al momento que se presenta la neofobia, comprender y tratar de mantener nuestra ansiedad es fundamental, recordemos que el niño está aprendiendo y creciendo, por lo tanto formando su personalidad, y nosotros no debemos interferir en ello.

La comida es un placer, por lo tanto nuestro niño debe recibirla con toda ilusión, si lo convertimos en un momento de retos y maltratos u obligaciones jamás querrá compartir ese delicado momento con nosotros.

Para mejorar este tipo de situaciones lo que debemos hacer es establecer horarios estrictos, y si llegado el momento el niño no le apetece comer, no obligarlo y damos por terminado el almuerzo, lo enviamos a jugar sin peleas ni tratando de chantajearlo, nunca se lo debe premiar o castigar con relación a los alimentos, y debemos respetar sus decisiones, ya que si optamos por esto, cuando tenga hambre lo pedirá y se lo daremos a su debido tiempo.

Debemos respetar aquellas cosas que no le gustan y proporcionarle aquellos alimentos que prefiere ofreciéndole otros alimentos hasta que elija aquellos que prefiere. Recordemos que se esta formando y no tiene porque gustarle todo aquello que nosotros le ofrecemos.

Foto: Gracias a Pingu1963