Los niños copian todo, cuidado con la violencia

Como hemos visto, los niños copian de nosotros lo bueno y lo malo, y hay actitudes que verdaderamente cabe destacar, se deberían evitar.

Tal es el caso de la violencia, ya que en esta etapa de crecimiento y de constante aprendizaje, no cabe el famoso dicho de «Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago», hay que educar con el ejemplo, sobre todo porque ellos al año se nutren de nuestras experiencias para luego realizar sus propias experiencias de vida.

En un niño de un año, siempre predomina aquella situación que ve y no aquella que escucha, si desde pequeño le gritamos, para que no tome la tierra de la maceta, o si ofuscados lo retiramos de algún sitio o situación cuando el realiza alguna cosa mal, o violentamente lo zarandeamos, enojados, no solo estamos dañando su propia integridad, su autoestima y sus derechos, le estamos enseñando un modelo violento frente al resto de la sociedad, y el lo tomará como un vivo ejemplo en su manera de conducirle posteriormente en su vida cotidiana.

Cuando nos descuidemos un poco, seguramente repita nuestras actitudes, y no es eso lo que los padres queremos, por eso nunca hay que ser violento, los niños no entienden con violencia, y si lo tratamos cordial y amablemente seguramente esas sean las actitudes que luego tome frente a la adversidad que le ofrezca la vida.

Foto: Gracias a Tobyotter