Mimos y caricias necesarios para nuestro bebé

El bebé capta nuestro amor muchas veces mediante el tacto, es por eso que se hace muy importante que le brindemos constantemente cariño y muchos mimos, que lo abracemos, lo acariciemos y le demostremos un amor incondicional.

Los bebés recién nacidos necesitan sentirse libres, y en los primeros meses de vida no soportan la soledad, pero siempre son capaces de percibir si estamos cercanos a ellos, como ser en la misma habitación o en la del lado de la suya, ya que esto les permite saber que iremos junto a ellos apenas nos necesiten.

Con el correr de los días un bebé que recibe mucho cariño comenzará a entretenerse solo de a ratos, esto nos proporcionará un entorno placentero a todos, lo que no debemos olvidar es recrear un entorno seguro, con juguetes que el no pueda lastimarse al manipularlos, y de esta forma conseguiremos que aprendan a mantener su propia independencia y autonomía.

Siempre tenemos que tener en cuenta que a medida que crezca el irá manejándose por sí solo, pero nosotros no debemos alejarnos demasiado de él, porque lo percibe, y mucho mejor dejarlo por largos ratos solo, aún cuando lo toleren,  siempre que el niño permanezca despierto debemos permitirle estar junto a nosotros, en el comedor, en el salón o en la cocina, ambientándolos para que él pueda participar en todo momento de la vida familiar, así se desarrollará mucho más despierto y sociable.

Foto: Gracias a oksidor