En que consiste el parto vertical

El parto vertical es el más recomendado en estos últimos tiempos por distintas clínicas y algunos especialistas, que lo consideran el más indicado, tanto por la seguridad del bebe, como el bienestar y la comodidad de la madre.

Según muchas investigaciones realizadas, ha quedado demostrado que esta forma de parto disminuye significativamente el dolor, la hemorragia y hace que el proceso del alumbramiento se realice en menos tiempo. La mujer que decida dar a luz con este método no necesitara de analgésicos para el dolor como la famosa epidural que se aplica directamente a la columna para atenuar el dolor producido por las contracciones.

Tiene también muchas ventajas como la facilidad que otorga encontrase en posición vertical favoreciendo el espacio para el bebe y su rápida salida por medio de la pelvis. Muchos especialistas consideran que el parto en posición horizontal no es el mas recomendado, ya que a la madre se le hace muy difícil poder controlar su cuerpo y por esta razón tanto ella como su bebe sufren mucho durante este proceso.

El parto vertical no es otra cosa que dar a luz de manera tradicional, lo que se denomina parto natural pero en posición de cuclillas. El estar sentada justo en la última etapa del alumbramiento, hace que el parto en si mismo sea más rápido, el doctor se coloca detrás de la madre y espera con una superficie acolchada al recién nacido.

Muchas mujeres ya han pasado por esta experiencia, entre ellas un grupo de mujeres holandesas que han recomendado su uso, agregando algunas sugerencias, que desde ya se están considerando. De igual modo especialistas están seguros que esta modalidad será aceptada en muchos países andinos donde las mujeres indígenas están acostumbradas a alumbrar de esta manera. Hoy en día en Europa ha tenido mucho éxito.