Consejos para evitar el mal de la carne cruda

Si vamos hablar del mal de la carne cruda, debemos tener siempre presente que esto no se produce solamente por consumir carnes crudas o mal cocidas, sino que también se puede contraer por la contaminación cruzada, esto quiere decir que puede contraerse, consumiendo aquellos alimentos que tuvieron contacto con carne cruda que posee la bacteria.

Mal de la carne cruda

Este mal de la carne cruda, recibe el nombre de síndrome urémico hemolítico y se manifiesta mediante dolores abdominales y diarreas que pueden llevar o no a la insuficiencia renal y a una anemia ferropénica, si uno no sigue el correcto tratamiento  médico.

Esta enfermedad suele afectar mucho más a los niños, sobre todo porque ellos no tienen activadas todas las defensas corporales, y se lo puede evitar con algunas recomendaciones básicas, para poner en práctica.

Recuerde siempre que la carne debe cocinarse a unos 70 grados centígrados, y chequee que el centro no esté de color rosado, para asegurarse de que no está cruda, no debe tampoco utilizar el mismo cuchillo para cortar carne y luego cortar las verduras, ya que este suele ser el principal factor de contaminación cruzada, por otro lado no mezcle los utensilios mientras está cocinando, si va a realizar ensalada, carne y pastas, tómese el trabajo de usar un juego de cubiertos para cada una. Estos simples hábitos, le ayudaran a prevenir este mal en toda su familia.

Foto: Gracias a VirtualErn