Hablar con niños sobre la muerte

hablar con ninos muerte
La muerte es uno de los temas más difíciles de tratar con los niños pequeños, en especial cuando tú tienes que estar lidiando con la pena y el luto. Pero la muerte también es una parte que no podemos escapar de la vida y los pequeños quieren entenderla y encontrar maneras de vivir su pena de una forma natural.

Incluso los niños de dos años saben de la muerte. Ellos escuchan sobre ella en los cuentos infantiles, la han visto en televisión, y hasta han encontrado insectos, pájaros y ardillas muertas en el parque y al lado de la autopista. Algunos niños incluso pueden haber experimentado la muerte de una mascota o de un miembro de la familia.

A pesar de eso, los niños de dos años en realidad no entienden lo que es la muerte. Ellos aún no pueden entender el concepto de «para siempre» y pueden ver la muerte como algo que es temporal y que se puede reversar. Ellos hasta pueden creer que los muertos aún comen, duermen y hacen sus cosas normales, sólo que las hacen arriba en el cielo o enterrados. Incluso si un padre o un hermano han muerto, los niños tan pequeños aún no ven la muerte como algo que puede pasarle a ellos.

Los niños de dos años pueden reaccionar a la muerte en una gran variedad de formas. Así que no te sorprendas si se vuelve más mimoso, regresa un poco en su entrenamiento para ir al baño y hasta se puede rehusar a ir a su familiar guardería. Después de todo, sus rutinas diarias pueden haber sido interrumpidas, por lo que él se esfuerza en entender por qué los adultos a su alrededor están tan tristes y por qué el mundo parece diferentes.

Por otro lado, puede que no muestre ninguna reacción a la muerte y que sus respuestas sean intermitentes, por ejemplo unos ratos puede estar feliz y otros triste. Esto también es normal, porque los niños procesan el dolor de una forma diferente. Y ese proceso puede durar entre meses y años, particularmente si han perdido a un padre o a un hermano.

Foto: mahalie