¿por qué algunos bebés solo quieren su chupete viejo?

Es muy discutido si el bebé debe utilizar o no el chupete, lo cierto es que aquellos que lo usan muchas veces no quieren dejarlo. Si bien los padres siguen las recomendaciones de cambiarlo cuando comienza a deteriorarse por la salud de su pequeño, ellos se niegan a querer dejar de usar el chupete viejo.

Ocurre que para el niño el chupete es un objeto familiar, y por lo tanto se niega a dejarlo en el olvido, por otro lado, si el niño se niega a dejarlo cuando ya tiene unos 6 o 7 meses, que conoce el significado de una negativa, lo más probable es que esté practicando para aprender a decir que no, él también.

Es necesario que de pequeño tome consciencia de las pérdidas para que no sufra, y debe acostumbrarse a que el chupete, el biberón y algunas otras costumbres irán perdiéndose en el tiempo. Puede decirle que el viejo chupete se ha extraviado y que lo reemplazarán por uno igual, seguramente al principio lo rechace, pero de a poco entenderá y se encariñará con el chupete nuevo.

Es importante que los padres recordemos que un chupete desgastado es nocivo, y contrae más fácil bacterias y microbios, por lo que más allá de los llanto y negativa, no existen motivos saludables para consentir su capricho.