consejos si el bebé no tolera ir sentado en su silla de paseo

A muchos niños no les gusta que los saquen de donde están para realizar un paseo, y no conocen más forma que ponerse a llorar para expresar su negativa, sobre todo si no es de su agrado sentarse en el cochecito de paseo, o la silla del auto.

Muchas veces ésto se da porque pasan demasiado tiempo en los brazos de su madre, y hay que entender que las sillas de paseo no son lo mismo y mucho menos si interrumpimos una actividad que lo tenía tranquilo y entretenido. Es muy normal que demuestre que está enojado, patalee, y rompa en llanto, no queriéndose sentar en la silla ni salir de paseo.

Como los bebés se acostumbran de a poco irá entendiendo que la madre sabe que es lo mejor para él, por lo tanto hay que sentarlo en la silla aunque no quiera y una vez allí calmarlo, no debemos proceder ni con violencia, ni agresivamente, solo lo sentamos, lo dejamos que se exprese y luego lo abrazamos, le brindamos cariño para que se calme mientras le decimos que vamos a la plaza o a dar un paseo que le gustará mucho.

En éstos casos no debemos alarmarnos demasiado a pesar de los grandes berrinches que suelen armar, porque en pocas salidas, será el quien nos pida para ir de paseo y lo disfrute gustoso.