Primera visita al pediatra de tu bebé

La primera visita a donde el pediatra se presenta alrededor del primer mes y es una ocasión en la que tendrás la oportunidad de compartir tus inquietudes y tus preocupaciones por tu bebé. En esta cita es también cuando el doctor te hará una serie de preguntas para asegurarse de que tanto física como psicológicamente el bebé está creciendo como es debido.

Tienes que ir preparado para contarle al pediatra como está durmiendo tu bebé, porque aunque los patrones de sueño normales en esta edad son errático, la mayoría de bebés duermen de a dos o tres horas. En total un niño de esta edad debe dormir alrededor de unas quince horas, claro que el cálculo varía entre uno y otro, pero es importante que el doctor sepa si todo va por un buen camino para que vayan hacia una noche tranquila en la que tú y tu hijo puedan dormir.

El pediatra también te preguntará como son los movimientos intestinales de tu hijo, así que antes presta atención a si sus heces son blandas, de que color son y su textura general, porque varias cosas pueden indicar deshidratación o estreñimiento. Igualmente indagará si tu bebé puede sostener su cabeza cuando está boca abajo, porque el control de esta parte de su cuerpo es una parte muy importante del desarrollo y si no lo consigue pronto se debe investigar el asunto más a fondo.

Otras cosas a las que debes prestar atención para reportarle a tu médico es si tu bebé tiene periodos largos cuando está alerta, porque estos tienen que ir aumentando con el tiempo; si has visto algo que no es usual en los ojos de tu hijo o en la forma en la que mira las cosas para que así pueda hacer un examen más a fondo de su visión y si se calma, así sea por un momento corto, cuando escucha tu voz, porque esto indica que ya te reconoce y que sabe que tu eres la fuente que lo alimenta y lo hace sentir cómodo.

Foto: nelly!