Bebidas recomendadas para mantener los niños y bebés hidratados

La hidratación de los más pequeños resulta fundamental, sobre todo en esas épocas donde el calor se hace sentir, ya que ellos se mantienen en movimiento y transpiran mucho, por lo tanto deben reponer sales y minerales, que se eliminan en esos momentos.

Como todos sabemos la bebida por excelencia más recomendable será el agua, y debe ser la primera opción a ofrecerles para evitar los golpes de calor, y las deshidratación, ya que cuando una persona tiene sed, siente necesidad de ingerir un poco de agua fresca.

Es muy normal escuchar decir a un pequeño que el agua no le gusta, pero ésto se debe a que muchos de ellos tienen la opción de consumir a diario zumos de frutas industrializados, o gaseosas, las cuales son ricas en cantidades de azúcares, pero muy pobres en nutrientes, de allí que se dice que las mismas aportan a la alimentación de nuestros hijos calorías vacías. Al contener grandes cantidades de azúcar están muy lejos de calmar la sed, y luego interfieren con el apetito  del niño, por eso son opciones que deben consumirse esporádicamente y muy de vez en cuando.

En los días de mucho calor, es mejor aprovechar brindarles bebidas verdaderamente nutritivas, como lo puede ser un vaso de leche desnatada fresca, zumos de frutas frescas, frutas, y verduras, sin agregados de azúcar, ya que las mismas contienen ésta sustancia naturalmente. Se pueden aprovechar las mismas para prepararles riquísimos licuados, donde el límite de las mezclas está en la imaginación, y le brindaremos una hidratación saludable, además de muy buenos nutrientes.