Lactancia, cómo tratar los pezones planos o invertidos

Hay muchas mujeres que de forma natural tienen sus pezones planos y muchas veces invertidos, o sea en vez de hacia afuera se retraen hacia atrás. La duda de muchas es si se podrá amamantar luego de su embarazo pero hay que dejar claro que el niño no se prende del pezón sino de la aréola.

Por lo tanto éstas características no son ni una enfermedad ni una contraindicación para la lactancia materna aunque seguramente al bebé le cueste un poco más succionar tarde o temprano se agarrar correctamente al seno de su madre.

Es recomendable para no confundir al bebé y ayudarlo en ésta difícil tarea, no proporcionarle alimentos líquidos mediante una tetina y por supuesto que tampoco hay que darle el chupete porque si se acostumbra a la forma de esas tetinas que son bastante más fácil de succionar le costará muchísimo agarrarse al pecho de su madre.

De todos mientras conseguimos que se agarre bien podemos ayudar a alimentarlo sacándonos la leche con un sacaleches y dárselo con una cucharita e insistir colocándolo en el pecho varias veces al día aprovechando cuando tiene hambre.

Si notamos que el pequeño está nervioso o irritado no es conveniente insistir es mejor que lo calmemos y le demos el biberón, hasta que se calme e intentemos volver a colocarlo en el pecho.