Razones por las cuales los niños se desvelan

Como primer paso cuando nuestro bebé comienza a despertarse de repente por las noches, y mucho más si antes dormía sin inconvenientes, lo que debemos hacer es descartar alguna enfermedad mediante la consulta con su pediatra.

Muchas veces esta situación tiene lugar al rededor de los 8 y 14 meses, incrementándose a partir de los 10 meses, y suele llamarse «angustia de separación».

Esto ocurre cuando el niño despierta en medio de las noches reclamando a sus padres, ya que sienten y piensan que los han abandonado. Puede coincidir con alguna etapa de transición y cambio, como el ingreso y traslado a la guardería, al cambiar de niñera, o cuando la madre decide volver a retomar sus actividades diarias regresando al trabajo.

Es muy importante que trabajemos el tema de la separación, realizando durante el día varias separaciones, de diferentes tiempos de duración para que el niño se vaya acostumbrando. Si sucediera que despierta por las noches con miedo por este tema, es muy conveniente calmarlo mientras el nos reclama presentes en su habitación, pero tratando de no permanecer mucho allí, y abandonando la misma antes que se quede dormido.

Si vemos que continúa sin adaptarse, es necesario conversarlo con el pediatra para que realice las derivaciones correspondientes con un especialista de sueño. Todos los niños en algún momento de su primera infancia reclaman la presencia de sus padres, es cuestión de estas dispuestos a ayudarlo.

Foto: Gracias a bfhoyt