Los sentidos y la estimulación temprana de un bebé

bebé jugando

Cada etapa del crecimiento de nuestro pequeño bebé necesita de estímulos que se relacionan directamente con lo que sucede en todos los niveles de su crecimiento interno, y es individual en cada pequeño.

Cuando se habla de estimulación temprana, es muy importante respetar sin comparar ni presionar, el crecimiento individual , el objetivo de este desarrollo si forzamos al bebé a situaciones para las que aún no está preparado, no sirve de nada, y no va a conducirnos más que al fracaso de la motivación especial de todos sus potenciales.

Por el contrario lo que se busca con la estimulación es a medida que se van descubriendo sus capacidades fortalecer correctamente su autoestima, y de esta manera lograr que alcance todas sus metas propuestas. Tengamos presentes que los primeros años de vida son fundamentales a nivel cerebral para el correcto desarrollo del niño.

La estimulación temprana lo que busca es acrecentar el desarrollo motriz cognitivo y emocional de nuestro bebé, pero respetando sus tiempos y su individualismo y predisposición al aprendizaje. Al comenzar se busca estimular los vínculos emocionales por medio de recreaciones sensoriales que luego irán avanzando hacia actividades de motricidad, concentración y lenguaje.

En esta etapa es fundamental cuidar y proteger las iniciativas que el niño predispone, durante todos los procesos de aprendizaje.

Foto: Gracias a Qole Pejorian