Berrinches y rabietas, somatizaciones infantiles

rabieta

Muchas veces nos encontramos como padres con estas situaciones que no son tan fáciles de manejar, nuestro pequeño hijo de repente esta en medio de una crisis y no quiere ir a la guardería o al jardín y nos hace tremendas pataletas a la salida de casa.

Hay chicos que comienzan con este tipo de actitudes, mostrando síntomas de temores nocturnos, que reflejan mediante vómitos o malestares, para evitar ir al jardín o guardería. Lo que como padres debemos hacer, más allá de descartar primero que no tenga ninguna enfermedad, es observar a nuestro hijo, y de ser necesario solicitar ayuda profesional, para que juntos evalúen la adaptación en este nuevo ambiente social, del niño.

Tenemos que prestar atención como madres, sobre todo; tal vez estamos esperando un hermanito y aún no lo hemos percibido, o por el contrario sabemos que estamos embarazadas y nuestro hijo se manifiesta de esta manera llamándonos la atención. También puede ser que mamá trabaje, y el niño sienta celos de eso, ya que le quita tiempo para estar con ella, por más que ese tiempo siempre lo ocupan las abuelas o las niñeras, para él no es igual.

Acudir al gabinete pedagógico es lo mejor, e identificar cuales son las causas que motivan al niño a somatizar enfermedades para retener la atención de sus padres, sobre todo de mamá y de esta manera se evalúa como proceder antes este tipo de episodios desequilibrantes como los berrinches y las rabietas, que hacen sufrir a nuestro pequeño hijo.

Foto: Gracias a Citril