Consejos para calmar malestares durante la gestación

Molestias del embarazo

Durante el embarazo suelen aparecer algunos malestares que no son de mayor importancia y que naturalmente pueden aliviarse fácilmente manteniendo ciertos cuidados.

La alimentación y la actividad física, son muy buenos aliados, para evitar algunos de estos problemas, ya que de esta manera el organismo se mantiene activo, y tanto los huesos como las articulaciones y el resto de nuestro cuerpo sobrellevará un embarazo mas que saludable. Durante la gestación son muy normales la aparición de calambres en las piernas, mareos, vómitos y náuseas, dolores lumbares e insomnio.

Para combatir los calambres en las piernas, es recomendable dirigir la punta de los pies hacia las rodillas, que a su vez deben permanecer prolongadas, y ayudar de ser necesario con las manos realizando un suave masaje para aliviar el dolor, y que la circulación sanguínea retorne a su flujo normal.

Los mareos se combaten recostándose un rato con las piernas el alto y siempre teniendo presente no incorporarse rápidamente.

El dolor lumbar, lo podemos combatir con los ejercicios que seguramente aprenderemos en el curso de profilaxis, en los cuales aprenderás de ellos tanto en el agua, como en clase de yoga y relajación para embarazadas, y con ellos mantendrás tu espalda completamente sana, para soportar todo el peso de la gravedad que ejerce tu bebé desde tu vientre.

En el caso de insomnio, nada mejor que estar relajada, disfrutar de tu embarazo y de ser posible realizar ejercicios livianos, caminatas suaves al aire libre, y tomarte las cosas con calma, para llegado el momento puedas descansar.

Recomendaciones para ayudar a calmar las náuseas en el embarazo

  • Una de las ayudas que puede servirte es masticar chicle sin azúcar, y de ser posible de sabor a menta, ésta es una solución rápida para prevenir las molestas nauseas, ya que aumenta la salivación, y pone en actividad el jugo gástrico ayudando a mejorar la digestión que durante los primeros y últimos meses de embarazo suele lentificarse.
  • El agua helada, también puede ser tu aliada, debes beberla de a sorbos pequeños cuando aparezca el estado nausea, de esta manera puedes mantenerte hidratada y es una solución sumamente natural, que puedes utilizarla a lo largo de todo el período de gestación.
  • Otra posibilidad es la de dormir semisentada, de esta manera colaboras con tu digestión y evitas que aparezcan las nauseas mientras descansas, así no despertaras en medio de la noche con ganas de salir corriendo al baño, porque tienes la sensación de tener el estómago revuelto, característica que por lo general responde a la lenta digestión y a la posición horizontal que tomamos al dormir.
  • Comer poco pero seguido, esto no solo se recomienda durante el embarazo, sino en la vida cotidiana de cualquier persona, pero durante la gestación debido a que el cuerpo pasa por varios cambios, lo mejor es que te alimentes con pocas cantidades varias veces al día, así el cuerpo asimilará los nutrientes necesarios para el desarrollo correcto de tu bebé, estarás alimentada, y podrás combatir saludablemente los malestares estomacales que surgen en el embarazo por una lenta digestión.