Decorando acorde a los tiempos que corren

En otros tiempos la decoración era muy diferente a la moderna, y se hacía común ver grandes postigos o persianas que protegían a las aberturas de nuestras viviendas, sobre todo en aquellas que daban al jardín o a la parte frontal que daba a la calle.

Esto hoy por hoy a cambiando mucho, y se busca conseguir paisajes despejados, en donde las ventanas se mantienen libres de persianas y postigos, permitiendo así un mejor aprovechamiento de la luz natural además de la elegancia arquitectónica que los grandes ventanales hoy nos permiten lucir.

Las intenciones modernas recaen sobre la amplitud de ventanales vidriados, que no interrumpan el efecto visual, hacia el paisaje exterior, en donde podemos aprovechar mejor galerías de altura, y en el caso de las casas de campo, nos permiten bellísimas postales con vista al mar que funden el paisaje exterior con el interior de nuestros ambientes.

Aprovechar así mismo los géneros traslúcidos que la evolución industrial nos ofrece, hacen el complemento perfecto al momento de conseguir una decoración integrada, que no opaque la intención que los grandes ventanales y galerías vidriadas nos proponen.