Cómo hacer más fácil la visita al pediatra

Consejos visitar pediatra

Los niños, con su percepción en aumento, saben que la visita al consultorio del doctor usualmente significa que algo doloroso como una vacuna o inyección, o un procedimiento incómodo los espera. Y si están enfermos, posiblemente no están de humor para razonar con ellos. Así que aquí te traigo algunos consejos para hacer la visita al médico más placentera.

Consejos para hacer la visita al pediatra más placentera

Usualmente algo que funciona muy bien es asegurarte de agendar la visita después de la hora de la siesta. Generalmente los niños están más cómodos entonces y también estarán listos para comer algo, que se puede llevar al consultorio. Recuerda que debes tener una actitud que haga que tu hijo se sienta cómodo y seguro.

Para hacer que las vacunas sean más fáciles, es mejor que no te preocupes ni lo preocupes mucho y hagas una gran cosa de ese acontecimiento. Si sólo le adviertes unos segundo antes que va a haber una inyección y que puede sentirse un poco incómodo, seguida de un abrazo y una caricia, es posible que se olvide de esa mala experiencia rápidamente.

Muchos niños cuando van al médico empiezan a llorar y a gritar tiempo antes de entrar al consultorio, así que algunos de estos especialistas recomiendan comprar un kit de doctor para jugar en casa. Sólo tienes que hacerles exámenes diariamente a los muñecos y poco a poco hacer que te deje jugar a que le escuches el corazón y le revises los oídos y la nariz con su propio kit. Así tu niño se dará cuenta que no hay que temerle a una revisión rutinaria con el doctor.