Problemas de sueño, terrores nocturnos

bebe durmiendo

Los problemas del sueño suelen ser normales alrededor de los 2 a 5 años de vida de un niño, pero no requieren de medicación alguna, dado que desaparecen por sí solo y son totalmente naturales.

En escasas oportunidades, estos inconvenientes responden a problemas orgánicos, y generalmente se entremezclan con malas rutinas de sueño, momentos de cambios en la familia, miedos infundados, estrés etc.

Los terrores nocturnos, ocurren cuando el niño se despierta asustado, con el corazón acelerado, y transpirado por la situación que cree que está viviendo. Es una especie de despertar incompleto, que ocurre durante la fase de sueño profundo, y aparentemente se despierta, a pesar de seguir aún dormido.

Muchas veces estos temores se deben a un desarrollo madurativo de la fase de sueño, y puede que nos estén indicando que el niño atraviesa momentos de mucha ansiedad o miedos que padece a diario.

Como el niño no es consciente de lo que sucede ni realiza o esta ocurriendo, dado que esta dormido lo mejor que podemos hacer es llegar hasta donde se encuentra, su habitación o su cama y permanecer allí junto a él para que se tranquilice, cuidar que no se haga daño, se lastime o golpee, hasta que vuelva a dormirse.

Para evitar miedos nocturnos, lo mejor que podemos hacer como padres es tratar de que nuestro pequeño hijo se sienta sumamente seguro y evitarle situaciones de estrés que se pueden manifestar de esta forma a la noche.

Foto: Gracias a Stevie-B