Qué es un parto inducido

parto inducido

Muchas veces la llega al mundo de un bebé no se produce naturalmente y por diversos motivos es necesario que el obstetra induzca el parto.

Aunque no es la situación mas deseable, esta es una manera artificial de provocar el parto y posterior alumbramiento del bebé, y se utiliza en casos de que puedan existir complicaciones que implique riesgos tanto como para la madre como para el niño.

El parto inducido, suele recomendarse en casos de ruptura de bolsa, y al inducirlo lo normal es que aparezcan prontamente las contracciones y se de lugar al nacimiento. La madre es internada en observación y mediante monitoreos constantes hacia el bebé se cuida su vida, si el parto no se desencadena a tiempo es necesario que sea provocado de esta manera.

También se induce al parto cuando a pasado el tiempo de gestación, pasadas la semana 41 mas 3 días de gestación y la madre no inició trabajo de parto alguno.

Cabe la posibilidad de inducir un parto en la situación en que aparecen enfermedades maternas como en el caso de hipertensión arterial, diabetes, sobre todo si se trata de diabetes de tipo I, que pueden afectar la salud del bebé.

Si el obstetra observara que el líquido amniótico contiene partículas de meconio, también inducirá al parto para finalizar el embarazo, ya que esto indica que por alguna condición el bebé no se encuentra del todo bien. Y en casos de crecimiento del feto intrauterino, que es cuando el embarazo deja de crecer dentro  una incorrecta nutrición dentro del útero de la madre, y se produce una falta de nutrición que puede ocasionarle en algunos casos hasta la muerte.

Foto: Gracias a nagobe