Cuidado de la piel y de las uñas del bebé

Cuidar la piel del bebé

Como ya hemos comentado en otras oportunidades, la piel del los bebé es muy sensible y puede irritarse con mucha facilidad, al entrar en contacto con sustancias químicas contenidas en las prendas nuevas, por los jabones o detergentes que utilizamos para lavar sus prendas ya usadas.

Consejos para cuidar la piel del bebé

Para evitar este tipo de problemas lo más aconsejable es enjuagar dos veces la ropa de nuestro bebé, y todos los objetos lavables que estén a su alcance, antes de que tomen contacto con su piel. Durante los primeros meses deberá lavar la ropa de su bebé por separado de la del resto de la familia.

Por el contrario de lo que se suele observar en las publicidades, el niño no necesitará ni cremas, aceites, ni talcos extras, pero en caso de tener la piel muy seca, puede utilizar cremas para bebés, sin olvidar que no deben contener perfume, ni sustancias químicas que podrían irritar la piel del lactante. Si la piel de su bebé se seca mucho podría ser porque esta bañándolo muy seguido, no es necesario bañar al bebé a diario a menos que sea necesario, si a pesar de estos la piel del bebe sigue estando muy seca recuerde consultarlo con su pediatra.

Los productos como champús, geles y cremas o lociones hidratantes deben contener una concentración de componentes especial para bebés.

El cuidado de las uñas del bebé

En cuanto a las uñas, las primeras semanas son muy pequeñitas y crecen muy deprisa por lo que seguramente tenga que estar alerta a ello, y cortarlas al menos dos veces por semana. De esta manera evitamos que el bebé se arañe o lastime. Los cortadores de uñas para bebés son los más prácticos, al igual que las tijeras de uñas con la punta roma.

Un buen momento para hacerlo suele ser luego del baño, siempre teniendo presente que las uñas de los pies requieren menos cuidado ya que son blandas, y no crecen tan rápido.