Sentimientos de una madre ante el llanto del bebé

madre y bebe

Ser madre nadie dijo que fuera fácil, y no nacemos con tanta sabiduría como para saber si vamos a hacerlo bien o mal. Pero esta sensación es la que suele abordar a las madres, luego de dar a luz, sobre todo si es el primer bebé que tienen.

Los cambios de horarios, adaptarse al nuevo integrante de la familia, son factores que llevan a preguntarnos, ¿Lo estaré haciendo bien? Cuando el bebé llora desconsoladamente muchas sienten la impotencia y la incapacidad para saber que es lo que el niño necesita.

Lo importante madre ante estas situaciones es que corrobores que el niño está bien de salud, no tiene fiebre, y no ponerte nerviosa, porque de notarlo el también lo estará. Si te muestras relajada, calma el poco a poco si no tiene ningún malestar importante calmará su llanto. Ten presente que muchas veces hay niños que necesitan descargar energía mediante el llanto, por lo tanto no debes alarmarte, y actuar con mucha calma.

Con el tiempo y a medida que pasen los días podrás distinguir las diferencias de su llanto, de cuando tiene hambre, necesita que cambies su pañal, esta irritado, o padece algún malestar que no requiere de asistencia médica.

De momento si compruebas que no tiene hambre, esta limpio, no quiere mimos, no tiene frío ni calor, y su llanto es excesivo y nada lo consuela, lo mejor es hacer una consulta con el pediatra.

Foto: Gracias a Mike Babcock