¿Qué es la distocia de hombros?

La distocia de hombros responde a otra de las complicaciones, que pueden aparecer durante el momento de dar a luz, esta generalmente suele aparecer durante el período de expulsión del feto, una vez que ha salido su cabeza, y los hombros quedan encajados en el canal de parto o en la pelvis de la madre, dado que no posee espacio suficiente para terminar de salir.

Cuando esto sucede el bebé tiene alto riesgo de padecer una falta de oxígeno en la sangre, conocida con el nombre de hipoxia. El riesgo se acrecienta cuando el bebé posee un gran tamaño, algo muy habitual en gestaciones prolongadas, o cuando la madre padece de diabetes gestacional, o crónica, y es mucho peor aún si no ha seguido los controles médicos para cuidar su metabolismo durante el embarazo.

Si esto sucediera, el profesional a cargo del parto deberá realizar fuertes maniobras, sumamente precisas, para poder extraer los hombros y hacer terminar de nacer a este bebé. Aunque no siempre sucede, si el bebé es muy grande y se presenta una distocia de hombros se pueden producir lesiones, especialmente fracturas de clavícula, y daños en su cuello o en sus brazos.

Es por eso que si la madre padece de diabetes antes de embarazarse o se le diagnostica una diabetes gestacional, se adecue a los cuidados necesarios para un correcto desarrollo del feto y así poder evitar este tipo de complicaciones.