Problemas cardíacos, raza negra la mas afectada

Raza negra

Las personas de raza negra tienden a desarrollar enfermedad cardiaca veinte años antes que los de raza blanca, según muestra un estudio publicado en el New England Journal of Medicine que fue hecho en 5.115 personas saludables jóvenes en cuatro ciudades estadounidenses y lleva más de veinticinco años de desarrollo.

Las enfermedades cardiovasculares producen en Europa 4,3 millones de fallecimientos. Estudios publicados en el European Heart Journal ponen de manifiesto que existen diferencias significativas en la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en el viejo continente. Sin embargo, hay un dato que no varía: con más de 2 millones de muertes, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de fallecimiento en la Unión Europea. Además, la prevalencia de infarto de miocardio en los europeos mayores de 65 años continúa aumentando.

España forma parte, junto con Francia, Suiza e Italia, del grupo de naciones europeas con menor riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, aunque eso no implica que estemos exentos de peligro. De hecho, según los últimos datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (año 2006), en nuestro país mueren anualmente 120.690 personas por enfermedades cardiovasculares, lo que supone un 32,5% del total de defunciones.

Los hombres son el grupo de población más afectado en España: los de regiones como Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura, Baleares y Canarias presentan cifras de fallecimientos equivalentes a las naciones europeas consideradas de mayor riesgo. A pesar de este alto impacto sobre la población masculina, tampoco debemos perder de vista que tres de cada diez muertes que se producen entre las mujeres españolas están directamente relacionadas con la salud cardiaca y cerebrovascular.

Estudios lo confirman

En este estudio se descubrió que las fallas cardiacas tempranas ocurren casi exclusivamente entre las personas de raza negra. Esas clases de enfermedades afectan a una entre cien personas entre los veinte y treinta años. Lo que significa que la incidencia de enfermedad cardiaca entre esa raza en esa edad es igual que en los blancos entre los cuarenta y los cincuenta años.

En los primeros veinte años de este estudio, entre las 5.115 personas, veintisiete desarrollaron enfermedad cardiaca, la pérdida progresiva de la habilidad del corazón de bombear la sangre y todos, menos uno, eran de raza negra. Y aunque el estudio no excluyó factores como la genética o el estatus socioeconómico como causas potenciales de la diferencia, si mostró una alta incidencia de dos factores de alto riesgo, como es la presión sanguínea alta y la obesidad.

Este estudio sugiere que los pacientes individuales y sus doctores deben estar pendientes de los riesgos futuros que tienen la presión sanguínea alta y la obesidad en las personas jóvenes por lo que deben intentar hacer cambios en su estilo de vida y medicarse tan pronto como sea necesario.

Foto: zorilla