Cuidado con el vocabulario que utilizamos al hablarle a nuestro bebé

auto-agresión

Muchas veces no nos limitamos y cuando nuestro bebé se comporta mal, al exaltarnos, terminamos utilizando frases con connotaciones negativas que afectan directamente el desarrollo mental del bebé de forma negativa.

Esas frases hacen que nuestro hijo capte una idea negativa de si mismo, esto no conduce a ningún estímulo a su autoestima, sobre todo en etapas cuando aún es muy joven y está apenas comenzando a interiorizarse con el mundo exterior.

A veces los docentes descubren que cuando este tipo de niños a temprana edad, han sido victimas de ese tipo de frases, comenten sin querer errores normales de la etapa que transitan, se golpean a si mismos, repitiendo algunas de las frases que han escuchado durante su crecimiento.

Como padres tenemos la responsabilidad de educar con amor, por lo tanto cuando nuestro niño comience a descubrir el mundo que lo rodea, y rompa algún adorno, o cometa errores insignificantes, jamás debemos pronunciar frases negativas, sino hacerle notar el error de forma cariñosa y explicativa para estimular su desarrollo, para que el entienda que lo que hizo no estuvo del todo bien.

Si su hijo es uno de estos niños que se auto agreden sin motivo aparente, con mucho tacto se le debe dar a conocer que ese tipo de actitudes no es correcta, en algunos casos el cariño es la clave para disminuir la auto-agresión, hay que llenarlo de besos, abrazos y  contacto corporal, para que se calme y se de cuenta que ese tipo de actitudes no es la adecuada.

Recordemos que al año los niños no tienen una gran capacidad de memoria como para entender que se le esta regañando y por qué motivos, así que lo mejor será decirles: «No, eso no se hace» y brindarles todo nuestro amor.

Foto: Gracias a lindsayshaver