Cuidados en el embarazo «rubéola y varicela»

dos embarazadas

Las enfermedades infantiles causadas por virus suelen ser muy contagiosas, aunque debemos tener en cuenta que la mayoría solo producen un cuadro similar al catarro en la mujer y no afectan al futuro bebé.

En el caso de que la mamá gestante no esté vacunada, debemos tener especial cuidado con la rubéola, porque si la llegara a contraer, sobre todo durante los primeros meses y al inicio del embarazo, podría llegar a perjudicar al feto y malograr la gestación.

Algo similar puede ocurrir con la varicela, aunque la frecuencia del daño causado en el bebé sea menor, sobre todo a medida que avanza el crecimiento y la gestación. Si se contrajera algunas de estas enfermedades estando embarazada, y se complicara, hay fármacos contra los virus citados, que nuestro obstetra de confianza sabrá indicar correctamente según cada caso.

La vacuna que suele indicarse en estos casos es la gammaglobulina, pero si el ginecólogo evaluara, que la mamá ha tenido contacto con un niño infectado tanto con rubéola o varicela durante el embarazo, no aconsejaría que se vacune, porque la vacuna resultaría poco eficaz, y además tendría efectos secundarios.

Mantenga su vacunación al día e informese con su obstetra de confianza.

Foto: Greencolander