Vitamina D para evitar gripes y problemas respiratorios

1
15

sol y playa

La vitamina D podría proteger a las personas, en especial aquellas que sufren de asma y otras condiciones respiratorias, de las gripes y otras infecciones del tracto respiratorio, según indican algunos estudios.

Y el problema es que a diferencia de otras vitaminas, la deficiencia de vitamina D, que es conocida como la vitamina del sol porque la exposición al sol estimula su producción en el cuerpo, es muy común entre las personas de países que tienen estaciones, en especial durante el invierno.

En esos estudios, más del cincuenta por ciento de las personas tenían niveles bajos de esta vitamina, lo que sugería que tenían una protección menos que óptima contra las infecciones en el tracto respiratorio. Además se descubrió que las personas que tenían niveles bajos de vitamina D reportaban tener mayores resfriados o gripes que aquellas que tenían mayores niveles.

Las personas creen que si tienen una buena dieta balanceada, allí podrán recibir la cantidad suficiente de vitamina D para que el cuerpo funcione bien, pero eso no es verdad. A no ser que comas una gran cantidad de pescado varias veces a la semana o tomes mucha leche, no podrás obtener la suficiente cantidad de esta vitamina. Los alimentos ricos en vitamina D incluyen yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado.

Lo que sugieren estos estudios y los expertos es que a medida que tenemos menos reservas y cantidades de vitamina D en nuestro cuerpo, mayores son las oportunidades que tendremos de contraer una gripe, un resfriado o contraer alguna enfermedad del tracto respiratorio. Y también queda claro que la mejor forma de conseguir que el cuerpo tenga esta vitamina es a través de los rayos del sol.

Las personas que pueden necesitar vitamina D extra

  • Las personas mayores
  • Los bebés que son amamantados
  • Las personas de piel oscura
  • Las personas con ciertas condiciones como enfermedades del hígado, fibrosis quística y enfermedad de Crohn
  • Las personas obesas o las que han tenido una cirugía de derivación gástrica

Una falta de vitamina D en el organismo provoca una disminución en la absorción de calcio por el intestino.

Este déficit de calcio en la sangre activa a la glándula paratiroides la cual produce una mayor cantidad de hormona paratiroides. Esta hormona actúa sobre el hueso liberando sales de calcio y fósforo del mismo. También actúa sobre el riñón estimulando la pérdida de fósforo a través de la orina.

Toda esta reacción tiene por objeto normalizar los niveles de calcio en la sangre donde es imprescindible para el funcionamiento inmediato de los sistemas que garantizan la vida. Aun a costa de un proceso lento (y por ello subsanable a corto plazo) de desmineralizar los huesos.

Foto: Gracias a Diego_3336

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here