Cómo hacer tu habitación más fresca en verano

El verano es sin lugar a dudas una época en donde disfrutar del aire libre y de las playas es lo primordial. Pero cuando regresas a casa, te encuentras que tu habitación es un horno, muy caliente e incomoda para descansar en la noche.

En esta oportunidad te vamos dar varios consejos sencillos y rápidos que te permitirán tener una habitación fresca, que no afectará sustancialmente a tu bolsillo.

Ventilación la clave de la frescura

Lo primero que te viene a la mente es el cuantioso aire acondicionado, pero una solución practica y económica son los ventiladores, te recomendamos los que son de techo o los de pie, para que no tengas problema de salud en esta época, te proponemos que antes de ir a dormir, lo enciendas al menos una hora antes de ir a descansar. Esto refrescará el ambiente, sin el inconveniente de tenerlos encendidos todo el tiempo

Evita mantener la ventana sin cortinas, lo importante es, que les coloques tonos pastel y claros, para que los rayos de sol se reflejen en la tela, e impedir que tu dormitorio incremente su temperatura, no olvides que las puertas y las ventana deben estar abiertas, esto permitirá que el aire frío desplace al caliente de forma cíclica y rotativa.

Desconecta lo que no sirve

Recuerda el dicho, “paga mas, el que mas consume” y no es un termino energético, sino que te pide que desconectes todos aquellos aparatos eléctricos que no utilices, pues las conexiones generan un calor residual, provocado por los campos electromagnéticos, los cuales se acumulan dentro de la habitación, incrementando la temperatura de forma sustancial.