Salones, papel pintado, plantas y piezas comodines

Hay tres objetos o materiales que pueden ser muy útiles al momento de reorganizar y renovar nuestro salón, entre ellos encontraremos al papel pintado, las plantas que son de gran ayuda y decoran dando un toque colorido y alegre y algunos muebles que se pueden usar como piezas comodines ya que pueden cumplir varias funciones además de la específica para la cual fueron realizados.

Las piezas comodines pueden ser sillas, mesas auxiliares, butacas, etc. ya que pueden utilizarse indistintamente en la zona que le dediquemos a la sala de estar o en el comedor, una mesa tapizada central, a su vez puede ser el reposapiés de alguna butaca, hay que elegir muebles multifuncionales que sirvan para varios ambientes o con una doble utilidad, ya que de esta manera ahorramos espacio además de cuidar nuestra economía.

Por otro lado las plantas nos pueden servir para disimular irregularidades en las paredes, como puede ser un pilar o una columna, para rellenar huecos, separar ambientes o para cerrarlos brindándoles más intimidad. Además las plantas aportan colorido, calidez y se adaptan fácilmente a cualquier rincón de nuestra casa.

En cuanto a las paredes, el papel pintado tiene muchas ventajas, ya que refuerza el aislamiento de las paredes, resiste mucho mejor que la pintura el roce diario, son fáciles de limpiar y muy decorativos, se los puede usar para destacar ambientes, enmarcar zonas a modo de murales o cuadros, en la pared principal del salón y dejarlo absolutamente vestido.