Cómo combinar el color de la pared con las flores

A veces sentimos que nuestro patio se encuentra despoblado y descolorido, a pesar de algunas especies que tengamos plantadas en el mismo, sobre todo si está rodeado de muros altos y de gran tamaño.

Para evitar esos espacios vacíos os proponemos intentar combinar los colores de las paredes con los colores de la floración de nuestras plantas. Toma nota.

Si vuestra pared es blanca siempre debemos elegir tonos fuertes y contrastantes, bien llamativos como lo es el rojo, los amarillos o los verdes bien brillantes, si el lugar posee poca sombra se pueden armar macetas con zinnias gigantes, geranios, caléndulas, esparraguera colgante o hiedra verde. Por el contrario si los espacios son demasiado sombríos, se pueden colocar helechos y mezclarlos con capuchinas, o amapolas.

En el caso particular de las paredes revestidas de ladrillos rojos, se debe optar por justamente la opción contraria, floraciones blancas o follajes azules y plateados suaves, se pueden armar grandes macetones con margaritas, senecio plateado, lobelias azules colgantes, sembrar caminos de lavanda, etc.

Si lo que se busca es brindar un efecto primaveral mediante la floración de nuestras plantas, se pueden realizar mezclas variadas de diferentes especies como tulipanes blancos, jacintos azules y hiedra variegada, teniendo en cuenta siempre las condiciones de luz solar y humedad, recordemos que las prímulas azules y las hiedras son particularmente para zonas de media sombra.