Aprovechar el escritorio y la biblioteca al máximo

La posibilidad de contar con una biblioteca amplia y cómoda es un beneficio que debemos aprovechar al máximo en una habitación donde se nos permita estudiar, leer y de tanto en tanto relajarnos, para esto nada mejor que recrear un ambiente cómodo y confortable.

El escritorio es el mejor lugar de la casa para situar la biblioteca, y si contamos con una habitación destinada al área de trabajo que mejor que colocarla allí, podemos usar una gran biblioteca de estanterías en forma de L, que abarque toda la pared y cubra ambos lados del mismo ambiente, o solamente colocarla en la pared principal haciéndola ocupar un importante lugar, y luego situar el escritorio en el centro.

Para ello también podemos delimitar el espacio con una delicada alfombra y un lindo sofá que otorguen calidez e inviten al relax, la iluminación debe ser tenue, aunque no debemos olvidarnos de sectorizar luminosamente el lugar que le destinemos a la zona de lectura donde podemos aprovechar detalles de buen gusto. No olvidemos una escalera rodante para alcanzar los libros que están más altos lámparas, madera maciza para el escritorio y unos delicados almohadones que pueden concluir dando el toque perfecto sobre el sofá.