Aprender a jugar con los volúmenes

Al momento de jugar con los interiores el volumen es otro de los factores fundamentales, donde si contamos con los mismos conseguir una comunicación entre los ambientes de la vivienda es un desafío , que gracias a los materiales el color y la inteligencia se pueden lograr, aprovechando la luz solar, dividiendo ambientes por plantas e integrándolos entre sí en el caso que sea posible.

Un espacio central puede servir para delimitar espacios y acoger áreas funcionales, como son el salón, la biblioteca, o el escritorio, mientras que paneles a los lados pueden formar parte de un cerramiento interior. Tengamos presente que el blanco es el rey por excelencia para sobresaltar volúmenes y brindarnos en todos los ambientes amplitud, por lo tanto es una buena opción para ser aplicada, esculpiendo espacios y destacando texturas y estructuras.

El monocromo mediante el blanco es el verdadero encargado de la integración de todos los ambientes de la casa, e incluso en muchas marcas hasta podremos encontrar griferías de este color, que brindarán a nuestros ambientes mucho más allá de la integración, delicadeza, pureza y mucho volumen conjugado con la iluminación natural que podamos proporcionarle.