Cerámicos, un suelo duro con identidad propia

Entre los suelos más utilizados en decoración nos encontraremos con los cerámicos que son capaces de vestir cualquier ambiente, destacando al máximo la belleza de si mismos. Entre los más reconocidos tenemos al gres que gracias a su infinidad de modelos y estilos es aplicable a las diferentes posibilidades técnicas que nos ofrecen los suelos.

La gran durabilidad que posee, la fácil limpieza, su resistencia al agua, y sobre todo la adaptación al uso continuo lo han convertido en todos los tiempos en el material idóneo para aplicar en baños y cocinas, y en el resto de la casa es aplicado por las posibilidades decorativas que ofrece a un bajo costo.

En lo nuevo que podemos contar en cerámicos y gres porcelánico, se juega con relieves texturas e imitaciones a la perfección de madera piedra natural, como pizarra o mármol y metal, que nos permite combinarlos con otros materiales e incluso con incrustaciones, haciéndolo uno de los preferidos al momento de armonizar todas las elecciones que tenemos para decorar nuestros ambientes.