Cómo mejorar las molduras decorativas


Muchos hogares modernos tienen molduras decorativas muy delgadas y poco impresionantes, que a veces ni siquiera son tan decorativas. Y quitarlas para poner una moldura de reemplazo más ancha puede llevar un gran trabajo y costar un poco de dinero que sale de tu bolsillo. Pero existen formas más sencillas de hacer que las molduras existentes se vean más arquitectónicas y decorativas.

Dales un toque decorativo a las molduras de tu hogar

Un consejo muy importantes para que puedas hacer que las molduras que ya tienes en tu casa se vean más decorativas y resalten en tu hogar es considerar pintarles una delgada línea de otro color en la parte recesiva de la moldura.

Allí puedes utilizar un tono suave como el gris claro, una tonalidad de azul claro o un verde que sea igualmente claro.

Claramente estos colores más claros y tranquilos son para darle un tono más arquitectónico a la moldura y hacer que el espacio se vea más elegante y con más clase, aunque si lo que quieres es darle un toque personal, hacer que esa parte resalte o simplemente divertirte un poco, puedes hacer esa misma línea, pero con colores más brillantes para que sobresalga del resto de la decoración.

Esta simple línea de color hará que estas molduras, que podrían parecer tan aburridas y poco decorativas, parezcan ser más prominentes de lo que en realidad son. Para añadir un poco más de interés a estos elementos decorativos de tu casa, puedes agregar una línea de color en la pared en el borde de la moldura. Te aconsejo utilizar cinta de carrocero de la que utilizan los pintores para así asegurarte de que las líneas queden perfectamente derechas.