Cómo calcular el rendimiento de una estufa a leña

Cómo calcular el rendimiento de una estufa

A todos nos gusta una hermosa chimenea en los días de frío, sobre todo si vivimos en una casa en el campo, o en la montaña, que generalmente se intenta mantener el estilo rústico con materiales nobles, donde no faltan la piedra y la madera, ¿Pero sabemos calcular cuanta leña necesitamos? aquí os lo contamos.

La eficacia de una estufa a leña se mide por su rendimiento y éste a su vez determina el consumo.

Factores ambientales pueden determinar la capacidad de calor que puede emitir una estufa, pero más importante que las circunstancias exteriores, serán las de la propia estufa que determinarán su verdadera capacidad calorífica.

Cuando se dice que una estufa rinde un 20% se hace referencia a que se necesitan 100 Kg. de leña para obtener un valor calórico de 20 kg de toda esa madera. Esto se debe a que cuando se  calcula  se tiene en cuenta varios factores como son: existe una mala combustión, hay corrientes de aire, o simplemente está mal diseñada.

Las chimeneas o estufas abiertas nunca rinden mucho más de un 20%, esto las hace muy decorativas, pero poco funcionales. Así que la decisión al colocarlas será vuestra.

Consumo de leña 

El consumo de leña seca necesario para obtener 10 Kw. de potencia útil, variará si se quema en una estufa abierta o en una estufa cerrada. Ejemplo: para un hogar abierto, emplearemos entre 10 y 20Kg, de leña; en una estufa cerrada de gran rendimiento, se reduce a tan sólo 3.5Kg. de leña.

También hemos de tener en cuenta la ubicación de la estufa con respecto a las habitaciones de la casa. Una buena ubicación, nos ayudará a añadir rendimiento al consumo de leña. La proximidad de la estufa a las escaleras reducirá el rendimiento ya que la fuga de aire caliente se irá a las habitaciones superiores.

La posibilidad de algunas estufas de incorporar sistemas de distribución de aire caliente, nos ayudará a evitar esas fugas y direccionarlas a las habitaciones que deseamos.

De todos los elementos decorativos que podemos encontrar para dar calor a nuestro hogar, la mejor es la llamada estufa rusa, que concentra calor, mediante una cámara cerrada a elevadas temperaturas, se construye de ladrillos refractarios que retienen y concentran 4 veces más el calor, por lo tanto rinden hasta un 80% más que el resto de las estufas o chimeneas en las que muchas veces impera más la forma o lo decorativas que sean sin tener en cuenta en ocasiones el mantenimiento posterior que hay que hacer en ellas.