Plantar un árbol, todo lo que debes saber

Cómo debes plantar un árbol

Los pequeños arbustos pueden servirnos para dar volúmenes en nuestro jardín o enmarcar senderos, con sus coloridos frutos y diversas tonalidades de follaje. Te daremos algunas pautas a seguir ara tener en cuenta en el momento que decidas plantar un árbol o arbusto en el jardín o patio de tu hogar.

13 consejos importantes a la hora de plantar un árbol

1. La estación adecuada.  Si bien la época para plantar más recomendable suele ser el otoño, la llegada de la primavera también nos favorece, pero debe tener presente la siguiente planificación para saber que puedes plantar en los próximos meses.

2. Escoge un árbol adecuado a la región, clima y espacio disponible.

3. Prepara el agujero. Toma una pala adecuada y cava un agujero que tenga dos o tres veces el ancho de la bocha de la raíz. Esto permitirá que las raíces se acomoden más fácilmente.

4. Prepara el árbol. Antes de plantar una especie de arbusto, debes sumergir sus raíces en agua, para asegurarte que están verdaderamente húmedas, y podrás quitar las que estén resecas.

Si el árbol es pequeño, puedes sacarlo de la maceta poniéndolo boca abajo. Si el contenedor es plástico, también podrás cortarlo. Si el árbol es más grande y tiene una red, quizás necesites usar unas tijeras grandes o un cuchillo afilado para cortar el empaque. Colócalo en el agujero, y luego corta la red o la arpillera todo lo que puedas.

El objetivo es mantener toda la tierra que se pueda alrededor de las raíces; mover el árbol más de lo absolutamente necesario puede provocar que ingrese aire hasta las raíces y que éstas se sequen, incluso dentro de la bocha de la raíz.

5. El suelo. Si vas a plantar sobre un suelo demasiado seco, debes cavar una pequeña depresión alrededor del arbusto, de esta manera el riego mantendrá mejor la humedad de la superficie.

Si el suelo es demasiado pesado no debes colocar materia orgánica, que retenga demasiada humedad en el hoyo donde plantarás el árbol, ya que esto podría causar una especie de pantano, convirtiendo la zona de raíces en un sitio peligroso que las podría llegar a pudrir por exceso de humedad.

6. Coloca suavemente el árbol dentro del agujero. Asegúrate de que el agujero no sea ni demasiado profundo ni demasiado playo. El nivel del suelo de la planta en la maceta debe igualar al nivel del suelo después de rellenar el agujero. No entierres la raíz (donde el tallo cambia a raíz), ni dejes ninguna raíz expuesta.

7. Riega los árboles recién plantados. Permite que se asiente, rellena el suelo restante, y riega nuevamente. Esto eliminará las bolsas de aire. Riega un galón (3,7 litros) por cada seis pulgadas (15 cm) de altura del árbol.

8. Utiliza siempre fertilizantes y abono correctamente descompuestos, y recuerda mezclarlos para que no tengan contacto directo con las raíces.

9. Si tienes en tu jardín alguna especie que padece enfermedad alguna, no reemplaces esa variedad por una sano de la misma , ya que estará susceptible a contraer el mismo tipo de enfermedad.

10. Los árboles en contenedores o macetas se pueden plantar durante todo el año, excepto cuando hiela.

11. No los plantes muy juntos porque luego no tendrá remedio. Este es un error muy común. Debes conocer antes, si se trata de un árbol pequeño, mediano o grande.

12. Si quieres hojas verdes todo el año, no escojas especies de hoja caduca, pues sus ramas se quedan peladas durante el otoño-invierno.

13. Coloca un tutor si lo necesita, durante el primer año. Asegúrate de que el tutor que uses esté atado no muy fuerte al tronco, y no aprietes demasiado la corteza del árbol.