Cómo dividir espacios en el dormitorio

Cómo separar espacios en el dormitorio

Decorar un ambiente como el dormitorio creando varias zonas, puede ser mucho más fácil de lo que a veces pensamos, la cuestión como ya hemos dicho es saber usar la imaginación para aprovechar el espacio al máximo y crear un ambiente, tanto flexible como polivalente.

Ideas para separar ambientes en el dormitorio

A la hora de separar ambientes existen millones de alternativas antes que subir un tabique, y entre sus ventajas está que tanto ponerlo como quitarlo no nos supondrá ni un gran gasto, ni mano de obra especializada, y además un mueble separando ambientes no le resta la amplitud a las estancias como haría un tabique.

Para ello podemos valernos de los mobiliarios, correderas, paneles móviles delimitando los espacios, como el baño y el vestidor, la zona de descanso para dormir, y el área de lectura.

Separar con muebles

Utilizar muebles para separar una habitación en varios ambientes es algo muy habitual y muy eficaz, permite que separemos sin perder nada de espacio y además suele quedar muy bien visualmente.

Se puede lograr en un ambiente amplio en zonas como la de descanso, delimitándola con alguna cómoda, o armario, y realizar el cabecero de la cama a manera de biblioteca donde se puedan colocar algunos libros de cabecera o aquellas revistas que nos apasiona leer antes de dormir.

Por otro lado aprovechar la zona de ventanas, para colocar frente a la cama la zona de lectura, es una excelente sugerencia. De esta manera se puede aprovechar mediante una biblioteca empotrada en una de las paredes, y un sillón de lectura, un espacio recreado para aprovechar mejor la luz natural en los momentos que queremos dedicarle a la lectura.

Cómo separar espacios en el dormitorio

Puertas corredizas

Las puertas corredizas nos permiten ganar espacio aislando el baño y el vestidor pero sin aislarlos completamente de lo que es el ambiente general de la habitación, delimitando correctamente cada sitio.

Cómo separar espacios en el dormitorio

Separar con cortinas

Separar la zona de descanso de la zona que elijamos es fácil con cortinas, además este tipo de separación nos ofrece la posibilidad de aislar totalmente, de manera visual, claro, la zona de descanso en un determinado momento e integrarlo totalmente en otro con total comodidad.

Alfombras o pavimentos diferentes

Podemos también separar gracias a alfombras o pavimentos diferenciados: de esta manera crearemos un efecto visual diferente sobre cada uno de las zonas, y así conseguiremos que parezcan diferenciadas, aunque no exista una separación física entre ellas.

Con un poco de ingenio y eficacia, además de elegir correctamente los elementos que vamos a utilizar, podemos hacer del dormitorio un ambiente que invite a múltiples  hábitos de relax y descanso.