Desarrollo de la inteligencia y creatividad de un bebé

Creatividad del bebé

Para comenzar a desarrollar el área congnitiva, de un bebé es necesario que el niño haya tomado conciencia de sí mismo y de su entorno a través de experiencias directas, la conformación de imágenes mentales y posterior adquisición de una lengua que le permita interactuar con el medio que lo rodea, esto comienza a suceder con el correr de los días y a medida que los padres nos permitimos cobijar a nuestro hijo en un ambiente cordial y seguro.

Estimular al bebé para que adquiera su autonomía

A veces se hace muy difícil separar desde el área congnitiva esta perspectiva de las otras dimensiones de desarrollo, ya que involucra por un lado el aspecto sensorio-motriz en cuanto al conocimiento de sí mismo y sus reacciones frente a determinados estímulos, a través de los cuales puede explorar su entorno, manipular y así poder comparar, elegir o diferenciar determinados objetos o actitudes, y por otro lado el área Psico-social, que se refiere pura y exclusivamente a la interacción del niño con sus padres y todas aquellas personas que lo rodean, además de el lenguaje.

El conjunto de estas áreas permiten que el niño se desarrolle demostrando su capacidad de pensamiento y de relación de ideas, que a su vez  fomenta la búsqueda de nuevas experiencias, vías de solución a problemas, que van avanzando paulatinamente con el crecimiento del niño. Debemos estimular a nuestro bebé, para que adquiera su propia autonomía, desarrolle de a poco su gran inteligencia y nos demuestre su capacidad de crear por sí mismo, problemas y encontrar sus respectivas soluciones.