Qué es la escala Apgar

Puntaje de Apgar

Cuando nuestro bebé nace la enfermera o matrona, pondrá un cronómetro que suene primero al minuto y después a los cinco minutos, y es allí donde le realizarán los primeros exámenes llamados escala de Apgar.

Para que se realiza la escala de Apgar

Esta escala ayuda al doctor a evaluarla condición general que tuvo nuestro pequeño niño al nacer, en ella se evalúan el ritmo cardíaco, la respiración, el tono muscular, los reflejos y el color del bebé. Esta escala no permite predecir cuan sano será o se desarrollará, ni tampoco lo brillante, ni su personalidad, pero sirve para avisar al personal médico si esta adormilado o sus reacciones son más lentas de lo normal o si necesita algún tipo de atención especial para adaptarse al nuevo mundo que acaba de recibirlo, fuera del vientre de su mamá.

Cada una de las características, recibe un puntaje individual y después se suman los puntajes parciales para obtener un puntaje total. Ejemplo:

Si un bebé tiene un ritmo cardíaco de 100 pulsaciones por minuto, llora vigorosamente, se mueva con mucha actividad, hace muecas, tose, como reacción ante un catéter nasal pero tenga un tono azulado obtendrá un puntaje Apgar de 8. La mayoría de los bebés al nacer obtienen un puntaje Apgar entre 8 y 10. Dado que las manos y pies de muchos recién nacidos permanecen azuladas hasta que aumenta su temperatura corporal, son muy pocos los que obtienen un puntaje Apgar de 10.

Si un niño recién nacido obtiene un puntaje Apgar de entre 5 y 7 al minuto de nacer es posible que haya tenido algunos problemas durante el parto que redujeron el aporte de oxígeno, en tal caso el doctor y las enfermeras, lo secarán vigorosamente con una toalla o paño mientras se le suministra  oxígeno por la nariz. El bebé debería comenzar a respirar profundamente incrementándose el aporte del oxígeno, de modo tal que en el segundo examen de escala Apgar cinco minutos más tarde del nacimiento obtenga un puntaje de entre 8 y 10.

Un porcentaje pequeño de niños recién nacidos obtienen un puntaje menor a 5 en su escala de Apgar y son aquellos que por lo general nacen prematuros o nacen mediante cesárea de emergencia y tienen más probabilidades de obtener puntajes bajos, que los bebés recién nacidos por parto vaginal sin complicaciones.