Diferencias entre un ataque al corazón y un paro cardíaco

Si bien éstas dos patologías suenan parecidas pero no son lo mismo, y hay una clara diferencia entre ambas. Los ataques al corazón generalmente son causados por una obstrucción que interrumpe el flujo de sangre hacia el mismo, y el paro cardíaco es provocado por una falla en el sistema eléctrico del corazón.

El paro cardíaco, que se llama también muerte cardíaca súbita, significa que la muerte sobreviene cuando el corazón deja de funcionar adecuadamente de forma repentina. La mayoría de las veces ésta situación es causada por ritmos anormales o irregulares en el corazón que reciben el nombre de arritmias, y la causa más común de paro cardíaco es la fibrilación ventricular.

La misma tiene lugar cuando las cavidades inferiores del corazón comienzan a latir de forma insuficiente y no se bombea sangre, por lo que en unos pocos minutos se da lugar a la muerte súbita, una vez que el corazón se detiene.

La situación de un paro cardíaco puede ser revertida mediante reanimación cardiopulmonar, en donde se utiliza un desfibrilador para aplicar una descarga eléctrica  al corazón y devolverle el ritmo cardíaco regular en unos pocos minutos.

En tanto el ataque al corazón, que se conoce como infarto al miocardio, se produce no solamente por una disminución de flujo sanguíneo, sino como consecuencia de una arteria tapada, o estrecha, que no permite la oxigenación y el paso correcto de la sangre hacia el corazón.