Linaza para cuidar la piel y el cabello

La linaza es ideal para obtener una piel delicadamente suave y para tratar afecciones cutáneas como la psoriasis, o eczemas, entre otras de sus virtudes.

Linaza

Se la suele recomendar para realizar una mascarilla de limpieza profunda del cutis, así como también para tratar problemas del cuero cabelludo y la calvicie.

Cuando hay pérdida prematura del pelo, se realiza una loción diaria de aceite de linaza diluida en la misma cantidad de agua, y se coloca sobre el cuero cabelludo realizando masajes circulatorios para colaborar con el crecimiento del pelo.

La linaza al mismo tiempo es ideal para tratar forúnculos y abscesos, se debe formar una papilla con agua hirviendo y harina de linaza, se revuelve hasta que tenga suficiente consistencia, y se coloca posteriormente con una gasa sobre la zona afectada, debe aplicarse caliente, para obtener mejores resultados.

Por otro lado y refiriéndonos al cuidado de la piel,  el aceite de linaza es uno de los más efectivos para curar quemaduras y cicatrizar heridas sobre la piel. Se debe colocar sobre la piel con cuidado, ya que el mismo tiene la capacidad de combatir bacterias mientras favorece la regeneración de todos los tejidos.