Consejos para pies bellos y relajados

pies

Los pies son particularmente vulnerables a dolores y deterioros, ya que soportan el peso corporal durante todo el día. Por ello se merecen un tiempo para consentirlos y brindarles frescura y suavidad.

¿Cómo acabar con la pesadez?

En las noches, luego de una larga jornada, los pies y las piernas se sienten pesados, adoloridos, recalentados y con hormigueo.

Esta sensación desaparece remojando los pies en agua fría, o en agua tibia con sal, durante unos 15 minutos. Luego se aplica una crema hidratante y se estimula la circulación con un ligero masaje. Por último, se debe reposar con las piernas elevadas, para que la acumulación de sangre en los pies disminuya.

Para prevenir estos síntomas, se recomienda no estar demasiado tiempo sentadas o de pie, utilizar zapatos de tacón bajo y evitar la ropa muy ajustada.

Mimos para pies

Para mantener los pies bellos y saludables, basta con seguir algunas rutinas de belleza:

– Aplicar todos los días una crema hidratante y refrescante en los pies

– Cortar las uñas en forma cuadrada para evitar afecciones en ellas

– Masajear los pies con aceite de almendras una vez por semana

– Cuando haya dolor de pies, masajear con una mezcla de sal marina, aceite de oliva y unas gotitas de aceite esencial de menta

– A la hora de elegir calcetines, cuidar que éstos no aprieten el pie

– Usar talco a diario. Evita la acumulación de humedades y la formación de hongos