Cómo hacer que tus hijos consuman más calcio

Una buena cantidad de expertos en dietas infantiles creen que cada día los niños consumen una menor cantidad de calcio, en especial porque los zumos y las bebidas que no contienen leche se han vuelto cada vez más populares, reemplazando a la vital leche. Sin embargo, existen varios consejos que puedes seguir para que a la dieta de tu niño no le falte ese mineral que es tan importante para su desarrollo.

Puedes utilizar leche en vez de agua cuando prepares comidas como chocolate caliente, sopas y cereales. Igualmente puedes usar leche evaporada en vez de la regular en esas recetas, porque tiene el doble del calcio que la leche regular. También cuando hagas ensaladas de frutas le puedes agregar un poco de yogurt y poner leche en polvo a las salsas y zumos.

Otro truco es que cuando hagas ensaladas de vegetales o les des a tus hijos vegetales cocidos, les agregues un poco de queso, lo mismo que puedes hacer cuando estés preparando las patatas en puré. Procura comprar zumos, cereales y panes que estén fortificados con calcio y darle a tus hijos alimentos con vitamina D, que es la que ayuda al cuerpo a absorber el calcio de una buena forma.

Sin embargo, como todo en exceso puede ser malo, el calcio también. Así que asegúrate que tu hijo de entre uno y tres año no beba más de tres vasos de ocho onzas y si está entre los cuatro y los ocho años no más de cuatro vasos de ocho onzas por día. Todo porque el exceso de calcio puede llevar a una deficiencia de hierro porque bloquea la absorción de ese otro mineral, así como del fósforo, el zinc y el magnesio.