Desarrollo cognitivo del bebé

Crecimiento y desarrollo del bebé

Durante los primeros meses de vida, seguramente dudaba de que su hijo percibiera todo aquello que sucedía a su alrededor, esto como padres es normal, pero a medida que  vaya aumentando su atención y su memoria, empezará a tener pruebas concretas de que no solo u hijo está pensando, sino también que aplica sus pensamientos a las actividades cotidianas.

Durante éste período, uno de los conceptos más importantes que asimilará su bebé es el principio de causa-efecto. Probablemente lo captará de forma accidental entre los cuatro y cinco meses, quizás se de cuenta de que cuando patea el colchón la cuna se mueve, o quizás compruebe que cuando golpea el sonajero o lo agita produce sonidos. En cuanto el procese que puede causar estas reacciones, seguirá experimentando de otros modos para conseguir que sucedan cosas mucho más interesantes.

Tu bebé, pronto descubrirá que cosas como las llaves o las campanas producen ruidos interesantes cuando se mueven, cuando golpee ciertas cosas contra la mesa o las deje caer al suelo, desencadenará una secuencia de reacciones auditivas, que provocarán risas, caras divertidas o quejas y hasta llanto.

Es fundamental que le facilites a tu hijo los objetos que necesita para realizar estos experimentos y que le anime a poner a prueba sus teorías. Pero debe asegurarse de que todos los objetos que le das son irrompibles, ligeros y lo suficientemente grandes para que no se los pueda tragar.  Otra de las cosas importantes que aprenderá durante este período es que los objetos continúan existiendo aunque él no pueda verlos, este es un principio llamado «permanencia de objetos» .

Durante los primeros meses el bebé asumía que el mundo consistía en solo aquello que podía ver, el caso es claro, cuando escondías un objeto debajo de una manta para que él no lo solicitara, daba por entendido que se había desvanecido, y cuando se lo volvía a dar, probablemente era un objeto diferente a su mirada. En algún  momento pasados los cuatro meses, el bebé comenzará a darse cuenta de que el mundo es mucho más permanente de lo que el creía y reconocerá que usted siempre es la misma mamá, que el osito que duerme junto a él siempre es el mismo y que el objeto que escondió debajo de la manta es el mismo cuando lo descubra de ella. Jugando a esconder cosas y viendo como los objetos y las personas desaparecen y reaparecen , el bebé continuará aprendiendo sobre la permanencia de las cosas, en los próximos meses.