Cuidados de la piel rosácea

piel rosacea

Como cuidar la piel rosácea

La rosácea es una enfermedad que suele aparecer sin causa aparente en las mejillas, parte del rostro, nariz, mentón, frente, o los párpados.

Las personas que se encuentran expuestas a sufrir este tipo de padecimiento, son aquellas de pieles muy blancas, que se sonroja fácilmente, y aunque si bien las más predispuestas son las mujeres, también la pueden padecer los hombres, sobre todo entre los 30 a 50 años de edad.

Los síntomas visibles de la rosácea son, el enrojecimiento de zonas específicas de la cara, agrandamiento de los vasos sanguíneos debajo de la piel, que aparecen en forma de arañitas, erupciones similares a las del acné, nariz enrojecida, y ojos irritados o llorosos.

La enfermedad no posee cura, pero suele responder muy favorablemente a las prescripciones médicas dermatológicas,  aunque los cuadros muchas veces pueden agravarse cuando el paciente utiliza cremas o pomadas con corticoides, algunos cosméticos, se expone al sol, frente a climas con mucho viento, fríos o demasiados calurosos, cambios bruscos de clima o temperatura, cuando ingiere bebidas alcohólicas, y trastornos como la ansiedad y el estrés.

Como es una enfermedad que no tiene determinaciones ni cura alguna, se le recomienda al paciente que lleve un diario de aquellos factores que pueden llegar a desencadenarla, para poder brindarle alivio mediante algún tratamiento dermatológico.