Recomendaciones para reducir al máximo las grasas en las dietas

comer sano

Reducir grasas en las dietas

Algunos puntos pueden ayudarnos a cambiar de hábitos, y llevar una dieta mucho más sana y equilibrada, que prevenga enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes, u obesidad. A tenerlos en cuenta.

  • Es preferible que la leche que consumas sea desnatada, evita la manteca o los quesos muy grasos, prefiere los untables, o los reducidos en grasas.
  • Los aderezos para ensaladas, como crema y mayonesa, pueden sustituirse saludablemente por yogurt desnatado natural, queso fresco o una cucharada de aceite de oliva.
  • Escoge cuidadosamente las carnes, prefiere las más magras, y antes de cocinarles retira los restos de grasa que se encuentren visibles.
  • Consume raciones de carne pequeñas, haz más grandes tus platos, llenándolos con legumbres, verduras y hortalizas.
  • Incrementa el consumo de pollo, pavo o pescado que tienen un tenor graso menor a la carne, y retírales la piel, antes de cocinarlos.
  • En lugar de freír o preparar comidas con grasa extra, realízalas a la plancha, a la parrilla o al vapor, al horno o al microondas, no utilices manteca.
  • Consume más alimentos ricos en fibras, hortalizas, frutas y verduras, que son más saludables y no poseen grasas.
  • Al adquirir tus alimentos en el supermercado lee las etiquetas y adquiere aquellos que sean bajos en contenido graso.

Siguiendo éstos pocos pasos, podrás adaptar tu alimentación cotidiana a una mucho más saludable.

Foto: Gracias a Maggie Hoffman