Elegir las macetas para las plantas

Cómo elegir las macetas de las plantas

Las macetas que encontramos a diario en los viveros se realizan de ambos materiales, ya sea barro, cemento o de plástico, pero nunca sabemos en que caso debemos utilizarlas y cuales son las mejores, según nuestras necesidades.

Consejos para elegir el tipo de maceta

Según la planta

Para empezar, el peso de la planta y de la maceta es una cuestión fundamental a la hora de escogerla; si por ejemplo la vas a colocar sobre una mesa o en la barandilla del balcón debes procurar que no sean demasiado pesadas para no dañar la superficie y facilitar una mayor movilidad a la hora de trasladarlas.

Cuando la planta que tienes intención de plantar es muy ligera deberás hacer todo lo contrario: Escoge macetas algo pesadas o coloca algunas piedras en la base (fondo) de las más ligeras para dar estabilidad y firmeza a la planta.

Si vas a colocar la planta en el suelo, escoge recipientes que dispongan de un plato o bandeja bajo la misma maceta para que el agua sobrante del riego no caiga directamente al suelo, ensuciándolo y convirtiéndolo también en un peligro.

Según el tipo de maceta

La particularidad de las macetas de plástico es que son poco pesadas, no ensucian y nos permiten manejarlas muy fácilmente, las encontramos en el mercado a un costo accesible y no se les forma musgo ni resto de óxido en las superficies. Éste tipo de macetas es ideal en aquellos casos que se necesita mantener mejor la humedad, ya que no permiten que la tierra se seque. Pero tienen la desventaja que suelen durar muy poco.

Cómo elegir las macetas de las plantas

En tanto las macetas de barro, son bastante más duraderas, y no se parten o cuartean a menos que reciban un gran golpe como una caída, y su peso nos permite colocar allí plantas de mayor porte, gracias a que su peso es bastante mayor que las anteriores, incluso este tipo de macetas podemos decorarlas a nuestro gusto con un pincel y los colores que más nos gusten.

Las macetas de mucha profundidad solamente deben ser utilizadas para cultivar aquellas plantas que enraícen mucho. Si quieres aprovecharlas para el resto de ejemplares, coloca en el fondo algunos plásticos o similares para que la tierra no llegue a ras de suelo y lo manche.

Entonces para que tengáis en cuenta, al momento de necesitar macetas con mucha humedad, para colocar plantas expuestas al sol, son mejores las de plástico,  y por el contrario, si buscamos una buena base para sostener una gran planta que no necesite de mucha agua y de rayos constantes del sol, son preferibles aquellas de barro.